Paso a paso se crece mejor

Diciembre es un mes un poco caótico. No se si te pasa también a ti, pero a mi siempre me parece que no cunde nada. Entre el puente de la segunda semana o las navidades de la cuarta, sólo quedan dos semanas hábiles para trabajar. Afortunadamente, las podemos llenar de todo tipo de compromisos, como comidas y cenas de navidad con los amigos y compañeros de trabajo o la imperiosa necesidad de hacer las compras navideñas, enviar las felicitaciones de navidad que (cómo no) has vuelto a olvidar, o de preparar ese viaje de ski que este año si-que-si vas a hacer (nótese como la tensión se acumula en tu subconsciente a medida que lees esto).

¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios