Involucrarse no es igual que implicarse

Te invito a hacer una reflexión: ¿Estas involucrado en tu trabajo (como la gallina en la tortilla)?, o acaso ¿estás implicado en tu trabajo (como el cerdo en la panceta)?.  Párate a pensarlo un par de minutos mientras observas la foto tan chula que pongo para alegrarte la vista.
blockquote>¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios

comentarios

Un comentario hasta ahora. Los comentarios están cerrados.
  1. Hola Santiago. Me ha parecido muy interesante tu entrada y creo que el catálogo que presenta J.M. Gasalla y es muy completo y clarificador.

    Respeccto a la motivación del empleado pocas cosas son tan buenas como esta secuencia de Office Space: http://www.youtube.com/watch?v=kclFIFHpSZ8&feature=related