Patentes: ¿tienen sentido en un mundo abierto?

En cualquier charla, presentación o reunión en la que hablamos de innovación por primera vez, siempre hay que hacer una aclaración para fijar un lenguaje común con una audiencia que aún no esté inmersa en la dinámica de la innovación: no es lo mismo tener una idea (creatividad) que llevarla a la práctica (innovación) creando algo de valor. En esa distinción, siempre insistimos en que, aun valorando la importancia de las ideas, la creación de valor tiene mucho más que ver con el 99% de perspiración que con el 1% de inspiración. Por eso, yo me pregunto: ¿Tiene algún sentido patentar una idea?.

¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios