Corre, corre … o porqué velocidad no es lo mismo que agilidad

En estos tiempos que corren, rara es la persona con la que me encuentro que no tenga prisa. No es extraño, siempre llegamos tarde al mercado. Tenemos mucha presión por remontar la situación, y para eso tenemos que ser más rápidos que nuestros competidores, más ágiles. Corre, corre … parece ser la consigna. Pero ¿no estaremos confundiendo un poco los términos?. Desde el punto de vista de la estrategia empresarial, me temo que si. Y hay diferencias fundamentales que conviene aclarar, puesto que éste es uno de los temas más importantes del nuevo entorno.

¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios