Rompiendo la hucha y ¡que corra el aire!

¿Cómo conseguimos refrescar las ideas en una organización?. Creo que todos estaríamos de acuerdo en que hay que conseguir que esto ocurra. Es por la misma razón por la que ventilamos las casas por la mañana o podamos los árboles en el otoño. Eliminando un poco el peso, renovando y cambiando algunos de sus componentes, conseguimos que el conjunto tenga más fortaleza y vigor. Ahora bien, existen dos formas de conseguir esto. La más obvia es desde fuera: la poda. Pero os propongo otra idea para conseguirlo, también, desde dentro, desde el lado intrínseco y motivacional.

¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios