Basta cambiar un 10% de tu ADN

No nos engañemos, conseguir hacer cambiar una organización es tarea ardua y complicada. A tal punto que en realidad, la mayoría de las organizaciones no cambian salvo que estén en situación de grave crisis. En ese momento, se activa el cambio. Cambio por la supervivencia y centrado en los recortes. Sin embargo, ¿no deberíamos entrenar el cambio positivo?. El cambio orientado a hacer de la nuestra una organización innovadora que vaya creando sus propias opciones y recursos cuando las cosas están bien.

¡Nos hemos mudado!. Sigue leyendo este artículo en el nuevo blog, siguiendo este enlace.

Anuncios